Please reload

Entradas recientes

Amuzgas : tejedoras de historias

De hilo en hilo, las mujeres amuzgas transmiten a las niñas su tradición textil, con telar de cintura prehispánico, en el Centro de capacitación y comercialización de huipiles, “Flores Amuzgas”.

 

 

Sentadas sobre cartones, descalzas; los telares atados a los pilares de concreto y a su cintura para sostener la madera para el estirado, mantener el equilibrio de la espada entre los hilos e ir moviendo con cautela el bastón de arrastre, las niñas amuzgas de entre cinco y 14 años aprenden a elaborar huipiles y blusas.

 

Las 15 maestras, coordinadas por Máximina Rufina Santiago y conformadas en una Sociedad de Producción Rural (SPR), están atentas para dirigir –al igual que el director de una orquesta filarmónica- cada movimiento de las manos de sus respectivas 25 a 30 alumnas, quienes cada tarde se reúnen en el Centro de capacitación y comercialización de huipiles Flores Amuzgas, ubicado en la parte alta de la comisaría de la localidad de Zacualpan, municipio de Ometepec, Guerrero.

 

Por la gestión de las mujeres artesanas de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) de Guerrero, se logró que la comisaría de Zacualpan prestara la parte alta de sus instalaciones; también obtuvieron un apoyo federal para la adquisición de maquinaria industrial, capacitación para la búsqueda de nuevos diseños textiles, mejora en la producción y procesamiento del algodón.

 

La organización ha sido fundamental para rescatar la tradición de plasmar en blusas y huipiles flores, luciérnagas, águilas de dos cabezas, las conocidas comúnmente como cucarachas de agua, peces, serpientes de río, calabazas, nanches, entre otras figuras, explica Pilar Campos Tapia, una de las fundadoras de la UNTA y ex dirigente estatal de la agrupación.

 

Cada una de las maestras o capacitadoras tiene asignados sus días y horarios de clase, las cuales regularmente son por las tardes y son de dos horas en promedio. Son madres de familia que de enseñar a sus hijas, sobrinas o a otras familiares, se han convertido en transmisoras comunitarias de la cultura, tradición y lengua amuzga, pues es en ésta que dirigen cómo pasar de hilo en hilo, en llevar un color y otro para dar forma a las figuras.

Es una labor que lleva dos o hasta nueve meses, dependiendo de la sencillez o mayor elaboración de la prenda, cuyos precios van de los dos mil o hasta 10 mil pesos. 

Desde su fundación, la UNTA ha trabajado en Guerrero con los campesinos e indígenas tlapanecos, amuzgos, mixtecos. Con las mujeres amuzgas tenemos dos años, hemos ido tratando de darles una figura asociativa, algo que los identifique, que las distinga y beneficie, abunda Campos Tapia.

 

Es un esfuerzo colectivo y familiar que también implica el rescate del algodón, que se transformará en el hilo, la materia prima con el que se dará el colorido y figura al huipil o a la blusa.

 

Guerrero estuvo entre las principales regiones productoras de algodón del Pacífico hasta el inicio del siglo pasado, después sólo algunas familias lo conservaron por tradición, pero estuvo a punto de extinguirse; hasta la fecha hemos logrado rescatar los colores verde, café y blanco. Los colores que más les gustan son el rojo, verde bandera, amarillo, negro con los cuales hacen sus combinaciones, refiere Pilar.

 

Por el apoyo logrado por la gestión de la UNTA y la organización de las compañeras, el año pasado María Esperanza Santiago Marquita, de Zacualpan, Ometepec, Guerrero - de 52 años y quien desde niña aprendió a bordar- participó en el cuarto concurso nacional de textiles convocado por el Fondo Nacional para el Fomento a las Artesanías (FONART). Obtuvo el tercer lugar en la categoría de textiles de algodón con un huipil de algodón natural, color verde, hilado a mano y brocado con algodón coyuchi y blanco.

 

Las compañeras están sembrando el algodón coyuchi; algunas en media hectárea obtienen, si la producción es adecuada, 300 kilos, con los cuales elaboran sus hilos. Las siembras son en junio y agosto y las cosechas en septiembre y diciembre, respectivamente.

En la UNTA el trato a nuestros compañeros indígenas es con respeto, estamos en contra de tratarlos como grupos vulnerables; creemos que tienen una gran capacidad de desarrollo y lo que requieren es apoyo, obtener los recursos necesarios para desarrollar lo que conocen y han hecho durante siglos, destaca Pilar.

 

La zona amuzga la conforman los municipios de Ometepec, Tlacochistlahuaca y Xochistlahuaca.

 

Algodón coyuchi 

 

De acuerdo al historiador y presidente del Corporativo Domínguez, Julio César Domínguez Díaz –citado por la Cámara Nacional de la Industria Textil- en la época colonia había 48 tonos de algodones de colores verdes, rojos, cafés, grises y la gama de los coyuchis (que náhuatl antiguo es color de lomo de coyote), pero prácticamente se perdieron, solo son utilizados en rituales.

 

Los pueblos de la costa chica y grande de Oaxaca y Guerrero lo conservaron de manera ritual. El historiador refiere que el algodón de colores en el país se perdió en la época de la Colonia por la visión de que solo el blanco tenía valor; fue un modelo que trabajaron en el virreinato para bajar el nivel de capacidad de pensar.

 

Información del Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (Sinarefi), México es el centro de origen del algodón cultivado (Gossypium hirsutum) y de la gran diversidad genética de especies silvestres, por lo que al inicio de la década anterior se realizaron algunas expediciones para la colecta y conservación de los recursos genéticos de la fibra.

 

La importancia de ser centro de origen radica en que la especie hirsutum es el principal algodón cultivado y representa casi el 90 por ciento de la producción mundial; además, 11 de las 13 especies silvestres de Gossypium en el hemisferio occidental son endémicas de México.

 

De las 50 especies de Gossypium, cuatro son cultivadas comercialmente, las 46 restantes se consideran silvestres no cultivadas.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle

© 2017 Unión Nacional De Trabajadores Agrícolas, MÉXICO

Eligio Ancona #67, Col. Santa María la Ribera, Del. Cuauhtemoc, CP 06400 - CDMX, MÉXICO

Tel. (55) 5547 1355
  • White YouTube Icon
  • w-facebook
  • Twitter Clean
 - Correo :
ENLACE :